Acupuntura

La Acupuntura veterinaria se originó en China hace más de 3.000 años y constituye una de las especialidades de la Medicina Veterinaria Tradicional China (MVTC), junto con la Herbología, la Dietoterapia y el masaje Tui-na.

El efecto terapéutico de la acupuntura se consigue mediante la inserción de finas agujas estériles y de un solo uso, en puntos muy específicos del cuerpo del paciente. Estos acupuntos se localizan a lo largo de meridianos que recorren la superficie del cuerpo y están conectados con los órganos internos. Desde el punto de vista occidental, la inserción de agujas desencadena efectos neurológicos, endocrinos y de inmunoregulación.

 

Algunas de las patologías que pueden tratarse con acupuntura son:

    • Musculoesqueléticas y Neurológicas: Displasia (cadera, codo), osteoartritis, hernias de disco, parálisis, espasmos musculares, cojeras, epilepsia, síndrome vestibular, mielopatía degenerativa.
    • Gastrointestinales: Vómitos, diarreas, estreñimiento, megacolon, enfermedad inflamatoria intestinal, insuficiencia pancreática.
    • Urinarias: Insuficiencia renal, cálculos, cistitis recurrentes.
    • Problemas respiratorios.
    • Trastornos reproductivos.
    • Problemas de comportamiento.
    • Alteraciones inmunes: Alergias, atopias, inmunodepresión.

Es especialmente útil en aquellos pacientes que no responden a los tratamientos convencionales y en animales geriátricos o con patología crónicas. Mejora la recuperación postquirúrgica, la rehabilitación de los pacientes y la performance atlética. Además, al trabajar para devolver el equilibrio al organismo del paciente por lo que ayuda a prevenir las recaídas y mejora la calidad de vida.
El Dr. Huisheng Xie, fundador del Chi Institute, recopiló los resultados del tratamiento de distintos animales (perros, gatos, caballos…) para documentar la efectividad de la acupuntura. Estos fueron los resultados para distintas patologías:

    • Dolor de espalda: mejora en el 94% de los casos.
    • Paresia y parálisis (nervio radial, supraescapular, cuartos traseros, glosofaringea, vejiga de la orina, nervio facial): mejora en el 91% de los casos.
    • Cojeras debidas a artritis o artrosis: mejoría en el 96% de los casos (gran éxito en el 59% de total).
    • Cojeras debidas a atrofia muscular: Mejora en el 88% de los casos (excelente mejora en el 87% del total).
    • Cojeras debidas contusión articular: Mejoría en el 96% de los casos (gran éxito 51% del total).
    • Tendinitis y laminitis: Mejora en el 82% de los casos (82% del total, es decir, todos los que mejoraron, presentaron una excelente mejoría).

Unos buenos resultados clínicos se obtienen aplicando la acupuntura según los principios de la Medicina Tradicional China.

Comments are closed